Mas allá de la sociedad disciplinaria; un ejercicio de IoT para la construcción de sujetos de rendimiento.

 

Cuando el capitalismo masifica la positivización del mundo, la violencia se torna inmanente al sistema, resultando saturativa y exhaustiva, y por consiguiente difícilmente accesible desde una percepción inmediata.

Byung-Chul Han

 

Este proyecto se realizó con motivo del Laboratorio del No Hacer, en Blue Project Foundation, en el marco del taller homónimo impartido por Christina Schultz durante 2017.

+++

Mi propuesta está basada en la utilización de dispositivos IoT, que son utilizados para conectar a Internet a una infinidad de artefactos de uso corriente (coches, casas, neveras, maquinas de gimnasios, ropa, huertos) y de este modo poder monitorizarlos y controlarlos. Conforme avanza la tecnología, estos sistemas son, por un lado, cada vez más económicos, instantáneos, distribuíbles, masivos y fáciles de modificar y adaptar según el requerimiento. Por otro lado, la remotización, virtualización y miniaturización logran una suerte de ocultamiento e invisibilidad tal que otorgan la sensación de aparente inexistencia, cuando a la vez están proyectando una sombra de inmanencia y dominación sobre las libertades del sujeto.

En tal sentido, la propuesta abreva la idea del “control de rondas”, que son sistemas que auditan la actividad del personal itinerante para garantizar y certificar el cumplimiento del servicio, basado en etiquetas electrónicas que determinan los puntos del recorrido y terminales portátiles para que el empleado registre su paso por cada uno de los hitos.

El punto de partida tiene una regla básica: cada n minutos debe ejecutarse una ronda de 4 postas situadas dentro de la BlueProject. El servicio es mantener la luz de sala encendida y el acceso a internet permitido.

Si este esfuerzo no es otorgado, los servicios se interrumpen automáticamente y no se reestablecen hasta tanto se cumpla con el objetivo demandado. El experimento intenta una exploración de estos sistemas como elementos de positivización, premio y aumento del rendimiento, a la vez que saturativos, exhaustivantes y postviolentos, desvelándolos y poniéndolos en evidencia a través de cambios de función y desplazamientos de sentido.